OVH suspende completamente los servicios VoIP

Soy cliente de la línea SIP de OVH desde primeros del presente año 2013. El 14 de junio eliminaron los servicios VoIP para nuevas contrataciones, pero prometieron a sus clientes que seguirían ofreciendo el servicio a quienes ya lo tuvieran contratado.

Hoy, he recibido el siguiente email de OVH:

Nos ponemos en contacto con usted para informarle que vamos a dejar de ofrecer el servicio de VoIP el 31 de diciembre de 2013.
Nuestras ofertas de telefonía, lanzadas en 2010 con una gran inversión para brindarle el mejor servicio, no han tenido la acogida esperada. Por ese motivo, hemos tomado la decisión de retirar este producto para centrarnos en el núcleo de nuestra actividad: el alojamiento web.

Los servicios que van a dejar de prestarse son los siguientes :

– 0034*********

En los casos que sea técnicamente posible, puede, si así lo desea, portar su número geográfico a otro operador. Para ello, solo tiene que contactar con nuestro servicio de atención al cliente, que le guiará sobre el procedimiento que debe seguir (más abajo encontrará la información de contacto).

[…]

Por un lado está el amargo sabor de boca que supone que te dejen tirado con un servicio que te gusta. Es tiempo de empezar a buscar alternativas. Pero lo que no tiene sentido es que argumenten falta de acogida cuando, de la noche a la mañana, OVH se hizo realmente famoso en multitud de foros tras el lanzamiento de su servicio de telefonía IP en España, y más aun con la aparición del ADSL Naked de Pepephone.

Sencillamente no les salía rentable. Lanzaron una campaña de marketing agresiva mediante un producto que no se podía sostener. Era imposible que tuvieras un DID nacional y llamadas gratuitas a fijos de 40 países por solo 1€ / mes. Pero se hicieron famosos, muy famosos.

Al estilo de la jugada de la telefonía fue la de los servidores dedicados Kemsirve por 3€ / mes. Publicaron el producto y rápidamente la información se extendió como la pólvora. Pero después cancelaron sin previo aviso la mitad de los pedidos, colgaron el cartel de “sold out”, y nunca más se ha vuelto a saber nada más del tema.

Lo que parecía una mala planificación empieza a parecer intencionado. Productos rompedores a precios imposibles que duran días, se extienden como la pólvora en los foros de Internet, y luego es imposible contratar. Es una gran falta de seriedad.