Instalación de antena de radioaficionado cerca de un aeropuerto

Instalar una antena de radioaficionado en un bloque comunitario no es fácil. Además de la complejidad técnica, hay que añadir la complejidad que supone la gestión de todas las autorizaciones necesarias para poder realizar la instalación en condiciones de seguridad, tanto eléctrica como mecánica, y cumpliendo la legislación vigente.

Pero si además vivimos cerca de un aeropuerto, tenemos que realizar una gestión adicional por invadir el espacio aéreo debido a lo que se denomina servidumbres aeronáuticas. Hablamos de la autorización por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) que, de realizar la instalación sin la pertinente autorización, nos expondremos a cuantiosas multas que van de 90.001 € a 225.000 €.

En general, para realizar la instalación de una antena de radioaficionado cerca de un aeropuerto, necesitaremos lidiar con:

  • La comunidad de vecinos
  • El ayuntamiento
  • La Dirección General de Telecomunicaciones (DGT)
  • La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA)

Además, necesitaremos el boletín de instalación expedido por un instalador autorizado (salvo que la DGT nos autorice a instalar por nuestros propios medios, en cuyo caso haremos una declaración responsable de instalación), y el seguro obligatorio de responsabilidad civil.

Pero, ¿cuán cerca hay que estar de un aeropuerto?

Para hacernos una idea, diré que las servidumbres aeronáuticas del Aeropuerto de Bilbao miden 69 km de largo por unos 16 km de ancho. Es decir, mucha extensión, probablemente más de lo que intuitivamente hubiéramos pensado.

En rojo: servidumbres de aeródromo y radioeléctricas. En azul: servidumbres de operación.

Además, si el obstáculo que queremos instalar tiene una altura superior a 100 metros sobre el nivel del terreno, tendremos que solicitar siempre autorización a AESA aunque estemos fuera del área de servidumbres aeronáuticas.

Podéis consultar el mapa de servidumbres aeronáuticas de vuestra zona aquí:

¿Por qué hemos mencionado al ayuntamiento?

En una instalación habitual no necesitamos lidiar con el ayuntamiento. Sin embargo, en cuanto necesitemos solicitar la Autorización de Servidumbres Aeronáuticas de AESA, la cosa se complica.

¿Por qué? Porque son los ayuntamientos los responsables de cursar a AESA las solicitudes, tanto de personas físicas como jurídicas, ya que tienen competencias urbanísticas sobre el lugar donde queramos realizar la instalación. Además, necesitan estar informados de las autorizaciones emitidas porque normalmente disponen de comités de vigilancia de obstáculos no autorizados, especialmente en zonas críticas, que son las más cercanas a los aeropuertos.

Es decir, la solicitud de autorización de servidumbres aeronáuticas no la presentaremos ante AESA directamente, sino a través de nuestro ayuntamiento. Y en ese momento, lo que pasará es lo siguiente:

  1. Presentaremos la solicitud de AESA ante el ayuntamiento.
  2. El ayuntamiento nos pedirá licencia de obra para la instalación.
  3. Como la instalación se realiza en un espacio común, la licencia de obra la tienen que autorizar los vecinos en junta.

Y ahí nos podemos quedar atascados, ya que para conseguir la licencia de obra necesitaremos que nuestra instalación conste en el orden del día de una reunión de vecinos, y estos voten favorablemente. Si no disponemos de un acta donde se autorice la instalación, el ayuntamiento no emitirá la licencia de obra.

Ley 9/2014, de 9 de mayo, al rescate

La Ley 9/2014, de 9 de mayo, en la disposición adicional decimonovena, dice así:

Disposición adicional decimonovena. Estaciones radioeléctricas de radioaficionado.

En la instalación de estaciones radioeléctricas de radioaficionado se aplicará lo establecido en la disposición adicional tercera de la Ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios, sin perjuicio de la aplicación de la Ley 19/1983, de 16 de noviembre, sobre regulación del derecho a instalar en el exterior de los inmuebles las antenas de las estaciones radioeléctricas de aficionados, y su normativa de desarrollo.

Y la mencionada Ley 2/2012, de 26 de diciembre, en la disposición adicional tercera, dice así:

Disposición adicional tercera. Instalaciones de redes públicas de comunicaciones electrónicas.

Las disposiciones contenidas en el Título I de esta Ley se aplicarán a las estaciones o instalaciones radioeléctricas utilizadas para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas disponibles para el público, a excepción de aquéllas en las que concurran las circunstancias referidas en el artículo 2.2 de esta Ley, ocupen una superficie superior a 300 metros cuadrados, computándose a tal efecto toda la superficie incluida dentro del vallado de la estación o instalación o, tratándose de instalaciones de nueva construcción, tengan impacto en espacios naturales protegidos.

La presente Disposición se entiende sin perjuicio de la aplicación a dichas instalaciones de lo establecido en la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones y su normativa de desarrollo.

Por último, en esa misma ley, el Título I Artículo 3 dice así (extracto parcial del contenido):

Artículo 3. Inexigibilidad de licencia.

1. Para el inicio y desarrollo de las actividades comerciales y servicios definidos en el artículo anterior, no podrá exigirse por parte de las administraciones o entidades del sector público la obtención de licencia previa de instalaciones, de funcionamiento o de actividad, ni otras de clase similar o análogas que sujeten a previa autorización el ejercicio de la actividad comercial a desarrollar o la posibilidad misma de la apertura del establecimiento correspondiente.

[…]

3. No será exigible licencia o autorización previa para la realización de las obras ligadas al acondicionamiento de los locales para desempeñar la actividad comercial cuando no requieran de la redacción de un proyecto de obra de conformidad con el artículo 2.2 de la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.

En resumen:

  • La Ley 2/2012, de 26 de diciembre deja exentos a los operadores de telecomunicaciones de tener que solicitar licencias de obra o actividad a los ayuntamientos. Esta ley intenta eliminar trabas para que los despliegues de telecomunicaciones sean más ágiles.
  • La Ley 9/2014, de 9 de mayo equipara a los radioaficionados con los operadores de telecomunicaciones, por lo que la Ley 2/2012, de 26 de diciembre también se nos aplicaría.

En definitiva, que gracias a ambas leyes, las instalaciones de radioaficionados están exentas de solicitar licencias de obra o actividad.

En mi caso, mi ayuntamiento no me daba la razón en esto y me exigía solicitar licencia de obra previa a la colocación de la antena, necesitando presentar para ello el acta vecinal donde se me autorizara por votación a realizar la instalación. Pero fue suficiente con presentar un escrito haciendo referencia a las leyes y los artículos mencionados para que, tras una espera de un mes, me dieran la razón y declararan mi instalación exenta de requerir licencia de obra.

Resolución del ayuntamiento reference a la no obligatoriedad de obtener licencia de obras

No obstante, yo sí contaba con autorización en acta vecinal para realizar la instalación, pero esto puede no darse en todos los casos, por lo que se puede dar un interbloqueo que nos impida avanzar con nuestra instalación. Gracias a estas dos leyes podemos desbloquear la situación.

La solicitud a AESA

La solicitud que se debe presentar ante AESA es un trámite sencillo, consistente en un formulario de solicitud estándar proporcionado por ellos, acompañado por un esquema a escala en planta y otro en alzado de la instalación que se quiere realizar, dejando claro cuál es el nuevo elemento a colocar.

Existen cuatro variantes del mismo formulario:

  • Tramitado a través del ayuntamiento, emplazamiento por coordenadas
  • Tramitado a través del ayuntamiento, emplazamiento por dirección postal
  • Tramitado directamente con AESA, emplazamiento por coordenadas
  • Tramitado directamente con AESA, emplazamiento por dirección postal

Las antenas deben ubicarse por coordenadas geográficas, por lo que en nuestro caso deberemos usar el formulario de tramitación a través del ayuntamiento y emplazamiento por coordenadas.

Podéis encontrar todos los formularios aquí:

En el formulario debemos indicar los siguientes datos:

  1. Peticionario: Estos datos deben ser rellenados por el ayuntamiento. Lo dejaremos en blanco.
  2. Interesado: Indicaremos nuestros datos personales y de contacto.
  3. Tipo de actuación:
    1. Indicaremos que se trata de una «Antena» y le asignaremos un identificador a nuestra elección, por ejemplo «Antena 1».
    2. Alturas:
      1. Cota del edificio: Cota del terreno sobre el nivel del mar. Lo podemos obtener de Google Earth o de la cartografía del Instituto Geográfico Nacional.
      2. Altura cubierta: Altura total del edificio respecto del suelo. Lo podemos obtener del «libro del edificio» si es de reciente construcción, medir con una cuerda si no es muy alto, verlo en Google Earth si nuestro edificio aparece en la cartografía 3D, o calcularlo con un reloj inteligente con altímetro (cuidado con la precisión que pueda tener).
      3. Altura solicitada: La altura por encima del edificio que ocupará nuestra antena, y para la que estamos solicitando autorización.
  4. Medios Auxiliares: Si necesitamos emplear una grúa para subir la antena, indicaremos el tipo de grúa especificando la cota del terreno donde se situará, altura y radio de giro.
  5. Ubicación: Indicaremos el municipio donde se realizará la instalación, y las coordenadas geográficas de la misma en datum ETRS89 (excepto Canarias que serán en REGCAN95).
    1. Preferentemente usaremos la herramienta Iberpix del Instituto Geográfico Nacional, ya que Google Maps utiliza datum WGS84 y podemos tener errores de precisión.
    2. Pasos para obtenerlas con Iberpix:
      1. Pinchar en el icono de capas de abajo a la derecha, seleccionar «Imagen» y desmarcar cualquier otra opción.
      2. Pinchar arriba a la izquierda en «Consultas / Coordenadas».
      3. Pinchar en el mapa en el lugar donde se va a realizar la instalación.
      4. En la ventana de coordenadas situada arriba a la izquierda, seleccionar «Grados».
      5. En esa misma ventana tenemos las coordenadas en las casillas «Latitud» y «Longitud», así como la cota sobre el nivel del mar para el apartado anterior.
  6. Documentación:
    1. Plano de situación a escala: Es suficiente con hacer una captura de la vista satélite en Google Maps o en la herramienta Iberpix del Instituto Geográfico Nacional.
    2. Plano de planta y alzado: Normalmente es suficiente con aportar un plano en planta y un plano en alzado, así que especificaremos «2».
Obtener coordenadas usando la herramienta Iberpix del Instituto Geográfico Nacional:
1. Elegir la capa «Imagen»
2. Activar la herramienta de Coordenadas
3. Pinchar en el lugar donde irá ubicada la instalación
4. Marcar «Grados»
5. Obtener la «Latitud» y «Longitud», así como la «Altura» (cota)

Con todo esto, el formulario quedaría algo así:

Formulario Servidumbres Aeronáuticas por coordenadas (I)
Formulario Servidumbres Aeronáuticas por coordenadas (II)

Junto con el formulario debemos adjuntar el descrito plano de situación, que será suficiente con una captura de pantalla de la vista satélite de Google Maps o de Iberpix, y los planos de planta y alzado de la instalación. Normalmente podréis utilizar los mismos planos que hayáis incluido en la Memoria Técnica que hayáis entregado en vuestra Jefatura Provincial de Telecomunicaciones para la obtención de la pertinente Licencia de Estación. En mi caso utilicé una versión simplificada de dichos planos, eliminando algunas mediciones de distancias horizontales, así como anotaciones de la instalación que estaban muy orientados a Telecomunicaciones y que no iban a resultar de interés a AESA. Mi instalación consistía en una dipolo de hilo en V invertida sobre un mástil con voladizo de 4 metros, por lo que los planos quedaron así:

Plano Planta
Plano Alzado

Los planos han sido realizados con LibreCAD.

Presentaremos toda la documentación ante nuestro ayuntamiento para que sean ellos quienes realicen el trámite con AESA, y tras 3 meses de espera aproximadamente, recibiremos respuesta indicando si resuelven autorizar la instalación.

Podemos hacer seguimiento de nuestra solicitud desde la propia web de AESA, viendo los cambios de estado y sabiendo cuándo realizan el registro de entrada de la documentación enviada por el ayuntamiento, cuándo pasa a trámite, y cuándo ha sido resuelta, pudiendo bajar la resolución directamente de AESA sin tener que esperar a ser notificados por nuestro ayuntamiento:

Vista de estado de solicitud en AESA

Una vez que tengamos la autorización tanto de la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones como de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), podremos proceder a realizar la instalación del sistema radiante y realizar los últimos trámites para la obtención de la Licencia de Estación que nos autoriza a operar.

¡Feliz instalación!

Nota: Hay una pequeña broma con las direcciones de notificación y de instalación del sistema radiante que aparecen como ejemplo en el formulario. A ver quién es capaz de decirme de qué se trata, y qué relación tienen. Dejádmelo en los comentarios.

Conversión Anytone AT-D868UV en AT-D878UV

En esta guía vamos a explicar cómo se puede convertir un walkie talkie Anytone AT-D868UV en el nuevo modelo AT-D878UV, ya que sólo existen diferencias de software entre ambos, siendo el hardware el mismo.

Aunque para hacer honor a la verdad, esta última afirmación no es estrictamente cierta. Existen tres versiones diferentes del Anytone AT-D868UV en cuanto a hardware:

  • V1: Lleva un microcontrolador modelo GD32F303VE de 512 KB de Flash. Utiliza el firmware V1 (v1.xx).
  • V2 «inicial»: Tiene varios cambios de diseño y mejoras en el PCB, pero sigue utilizando el GD32F303VE de 512 KB de Flash y firmware V1 (v1.xx). Sí, un tanto confuso.
  • V2 «final»: Es como la V2 «inicial», pero lleva un microcontrolador modelo GD32F303VG con 1 MB de Flash y utiliza el firmware V2 (v2.xx).

En España este walkie llegó un año tarde y aparentemente todas las unidades se corresponden con la versión V2 «final», por lo que potencialmente todos son convertibles al AT-D878UV, con el que comparte hardware.

¿Cómo saber si tu unidad lleva el GD32F303VE o el GD32F303VG? Muy fácil, ábrelo. Es la manera más fiable. En el momento de escribir este artículo no se ha encontrado aún una correspondencia entre versiones de hardware y números de serie, por lo que la única manera es abrirlo. Más adelante te explico cómo. Recuerda que la versión convertible lleva el GD32F303VG.

Mejoras

¿Qué características y funcionalidades ganaremos con la conversión?

  • APRS por FM («analógico»)
  • APRS configurable vía menú desde el walkie
  • Roaming (cambio automático entre repetidores DMR)
  • Soporte para Talker Alias
  • Nuevo esquema de colores de alto contraste
  • Y futuras mejoras del AT-D878UV, ya que el desarrollo del AT-D868UV parece estar paralizado desde la salida al mercado del nuevo modelo

Descarga de responsabilidad

Esto es un procedimiento experimental que anula completamente la garantía y puede dañar el aparato de forma irreversible.

Personalmente he podido convertir varias unidades de forma satisfactoria, y ninguna ha sufrido ningún tipo de daño. Sin embargo, no puedo garantizar que estos pasos sirvan para tu unidad, ni me hago responsable de los daños que puedas causar. Si sigues adelante, es bajo tu entera responsabilidad.

Material necesario

Para la operación se ha utilizado el siguiente material:

Software necesario

Necesitamos un sistema Windows donde tengamos descargado todo lo siguiente:

1. Pasos previos

1.1. Exportar nuestro actual codeplug desde el CPS que corresponda a la versión de firmware que tengamos en nuestro AT-D868UV.

1.2. Anotar el Serial Number y la fecha de fabricación del equipo que aparece en el apartado «Local Information», ya que se corrompe durante el proceso y hay que restaurarlo al final.

Ojo, que el número de serie que figura en esta ventana es diferente al que aparece en la pegatina trasera del equipo, bajo la bateria.

Modal de «Local Information» con el número de serie y la fecha de fabricación

1.3. Hacer un MCU Reset. Para ello, hay que encenderlo manteniendo PTT + PF1.

MCU Reset de la radio

2. Desmontaje

2.1. Retirar la antena y la batería.

2.2. Quitar los dos tornillos Torx que se alojan en la parte inferior del walkie, bajo la batería.

Retirada de los dos tornillos Torx bajo la batería

2.3. Quitar las dos ruedas superiores (volumen y canales). Salen simplemente tirando con firmeza.

2.4 Desenroscar la pieza metálica del conector de antena. Para ello, nos podemos ayudar de una pinza o un destornillador de punta plana.

Retirada de la pieza metálica del conector de antena (I)
Retirada de la pieza metálica del conector de antena (II)

2.5. Retirar la goma que se aloja en el hueco de la antena con la ayuda de unas pinzas.

Retirada de la goma estanca del conector de antena

2.3. Desenroscar las piezas metálicas de las ruedas superiores. De nuevo con la ayuda de una pinza o destornillador de punta plana.

Retirada de piezas metálicas de las ruedas
Elementos retirados hasta ahora

2.4. Separar el chasis metálico de la carcasa plástica con la ayuda de un objeto plano. Hay que realizar un poco de palanca con cuidado en una de las esquinas.

Apertura del equipo

2.5. Desconectar las cintas flex. Hay dos cintas, una gruesa para la pantalla, y una más fina para el GPS. Debemos empujar el mecanismo con la ayuda de unas pinzas curvas para liberar las cintas. Esta operación debe hacerse con cuidado, ya que tanto los conectores como las cintas son muy delicados.

2.6. Separar la placa del frontal. Ojo, que en este paso se caerán dos gomas negras alojadas en el hueco de las ruedas de canales y volumen. No hay que perderlas.

2.7. Comprobar el modelo de MCU que tenemos. Si es el GD32F303VG entonces estamos de enhorabuena. El chip es el que aparece en la esquina inferior derecha, el más grande de la placa.

Debemos comprobar el modelo de la MCU, abajo a la derecha

3. Preparación del ST-Link

3.1. Conectar el ST-Link con los cables de la breadboard. Los tres pines del ST-Link que necesitamos son:

  • SWCLK (señal de reloj)
  • SWDIO (datos)
  • GND (masa)

Cuidado, porque hay modelos de ST-Link que tienen los pines en distinto orden. Fijaos en la serigrafía del vuestro.

3.2. Construir un conector que encaje en los agujeros de la placa. En mi caso he utilizado un poco de cinta de carrocero para mantener los pines unidos, y he doblado las patillas para que tengan la distancia correcta entre ellas.

El sentido de los terminales según está orientado el walkie en las imágenes es:

  • Clock – Ground – Data

4. Sustitución del bootloader

Aquí es donde realizamos la transformación del AT-D868UV en AT-D878UV. Vamos a cambiar el bootloader escribiendo directamente en la memoria flash del MCU, lo que hará que el CPS reconozca la unidad como un AT-D878UV genuino y nos permita cargar su firmware.

4.1. Colocar la batería. Yo la he sujetado con un alambre plastificado. Se pueden usar también bridas, gomas, o incluso nada si tenemos cuidado. La batería apoya bastante bien por sí sola.

Batería sujeta con un alambre plastificado

4.2. Configurar el STM32 ST-Link Utility. Para ello debemos ir a «Settings», establecer el tipo de conexión en modo SWD a 4,0 MHz, y modo de conexión «Normal».

Configuración ST-Link

4.3. Copia de seguridad completa de la flash del MCU. Con el fin de poder revertir la conversión, o de recuperar el walkie en caso de que algo haya salido mal, haremos una copia de seguridad completa del chip. Para ello, configuraremos la siguiente dirección de memoria y tamaño de volcado:

  • Address: 0x08000000
  • Size: 0x100000
Copia de seguridad del contenido original de la MCU

Una vez establecidos los parámetros haremos lo siguiente:

  1. «Target / Connect»
  2. «File / Save», y ponedle preferentemente extensión «.hex»

Este archivo es muy importante porque nos permitirá volver atrás en caso de que queramos revertir la conversión o que surjan problemas, así que debemos guardarlo en un lugar seguro y que podamos recordar.

4.4. Sustitución del bootloader. Aquí es donde ocurre la conversión. Necesitaremos este archivo:

A continuación, vamos a escribirlo en el walkie. Para ello, realizaremos los siguientes pasos:

  1. Con el walkie apagado, lo encenderemos en modo actualización de firmware manteniendo pulsados PTT + PF3 (botón naranja). El led parpadeará en rojo.
  2. Conectamos el cable del ST-Link a la placa del walkie.
  3. Vamos a «Target / Program & Verify» en el menú.
  4. Seleccionamos el archivo «878MCU_bootloader.hex» descargado antes.
  5. Marcamos «Verify while programming».
  6. A continuación pulsamos «Start».
  7. La programación del bootloader se completa en menos de 1 segundo.
Escritura del bootloader en la MCU

5. Carga del firmware del AT-D878UV

5.1. Carga del firmware. Bajaremos el último CPS correspondiente al modelo AT-D878UV y cargaremos su firmware siguiendo las intrucciones del fabricante como con cualquier otra actualización al uso. En esencia sería:

  1. Encender en modo actualización de firmware manteniendo pulsados PTT + PF3 (botón naranja). El led parpadeará en rojo.
  2. Utilizar el CPS para escribir el firmware en el walkie.
  3. Encender en modo factory reset manteniendo pulsados PTT + PF1. Nos preguntará si queremos reinicializar el walkie. Decimos que sí.
MCU Reset de la radio

5.2. Actualización de iconos. De nuevo, siguiendo las intrucciones del fabricante, cargaremos la actualización de iconos en el walkie.

  1. Encender en modo actualización de iconos manteniendo pulsados PTT + PF2.
  2. Utilizar el CPS para escribir la actualización de iconos en el walkie.
Modo de actualización de iconos

6. Restaurar el número de serie

6.1. Descargar y descomprimir el siguiente ZIP:

6.2. Abrir el archivo «normaltestmode.CDD» con un editor hexadecimal. Por ejemplo, para Windows podemos usar HxD.

6.3. Buscar la posición en el archivo donde se encuentra el número de serie y escribir el nuestro encima. Es muy importante no borrar nada de lo que hay, ya que en ese caso desplazaremos el contenido del archivo. Debemos pinchar en el primer dígito y a continuación escribir los dígitos de nuestro número de serie, sobreescribiendo los existentes.

Modificación de «normaltestmode.CDD» con un editor hexadecimal

6.4. Podemos hacer lo mismo con la fecha de fabricación si la tenemos previamente anotada.

6.5. Modo actualización de iconos. Debemos encender en modo actualización de iconos manteniendo pulsados PTT + PF2.

Modo de actualización de iconos

6.6. Escribir el archivo en el walkie. Vamos al CPS, elegimos «Tool / Firmware Upgrade» en el menú, y escribimos el archivo «normaltestmode.spi» en el walkie como si fuese una actualización de firmware al uso.

7. Restaurar el codeplug

7.1. Restaurar el codeplug desde el CPS.

7.2. Actualizar la BBDD de contactos. Podemos aprovechar el momento para cargar en el walkie la base de datos más reciente.

7.3. Revisar la configuración del walkie. El AT-D878UV tiene nuevas opciones de configuración. Echa un vistazo en el CPS para dejarlo a tu gusto.

Fin

Y ya está. Llegados a este punto deberíamos tener un walkie AT-D878UV completamente funcional en el que tenemos disponibles todas las nuevas características de este modelo, y actualizaciones estándar desde CPS.

Ahora a disfrutarlo.

Referencias

Esta guía se basa en una recopilación de información de diferentes fuentes, ordenada y organizada convenientemente para proporcionar un procedimiento claro y sencillo de seguir.

La información ha sido obtenida de:

Charla PMR 7-7: Radiocomunicaciones de emergencia en montaña

¿Sabías que unos walkie talkies de supermercado te pueden salvar la vida en montaña? ¿Conoces la iniciativa Canal 7-7 PMR?

Este viernes daremos una charla en Erandio (Bizkaia) sobre el empleo de radios de bajo coste y uso libre en montaña, y cómo pueden ayudar a enviar comunicados de emergencia en zonas sin cobertura de telefonía móvil. Si haces excursiones a la montaña y vives cerca, ven. Te puede salvar la vida.

Walkie talkies Baofeng y legalidad

Últimamente veo muchas preguntas en diversos foros sobre el uso de los famosos walkie talkies chinos Baofeng en España, sobre todo para actividades de ocio al aire libre como montañismo o Airsoft. Mi intención con este post es aclarar las dudas sobre la legalidad y los posibles usos de estos walkies chinos en España.

Baofeng UV-5R, el modelo más habitual

Baofeng UV-5R, el modelo más habitual

Si no conoces los Baofeng te contaré que son unos walkie talkies chinos de muy bajo coste, en torno a 30€ o menos en Amazon España, que emiten en frecuencias de radioaficionado de VHF y UHF con una respetable potencia de 5W. Hasta hace poco, para acceder a algo así tenías que irte a marcas como Kenwood o ICom, y gastarte del orden de 200€ o más.

Estos talkies se están poniendo de moda porque tienen unas prestaciones muy buenas al mismo precio que unos walkies PMR de uso libre, pero los Baofeng permiten cambiar la antena, emitir con más potencia (hasta 10 veces más que un PMR, 500mW vs 5W), y escuchar frecuencias de uso profesional. Funcionan en el rango de 130-176 MHz en banda VHF, y en 400-520 MHz en banda UHF.

Qué son y qué no son los Baofeng

Los Baofeng son walkie talkies para uso exclusivo de radioaficionados con licencia y dentro de las frecuencias atribuidas para éstos. Así de simple.

No pueden ser utilizados bajo ningún concepto por una persona sin licencia o con licencia caducada, ni fuera de los rangos 144-146 MHz y 430-440 MHz establecidos por el plan de bandas de la IARU para la Región 1, dentro de la que se encuentra España. Tampoco pueden utilizarse como PMR, como veremos más adelante.

Baofeng de origen chino y de origen europeo

Todos los Baofeng se fabrican en China, pero para que una tienda europea venda productos electrónicos, los productos tienen que cumplir con la legislación europea. Esto marca la diferencia entre los Baofeng comprados directamente a una tienda china como AliExpress, o aquellos comprados dentro de territorio europeo.

Los Baofeng comprados en China vienen con pegatina «China Export» y unos rangos de frecuencias que no se corresponden con el Plan de Bandas de la IARU para España. Por lo tanto, su uso no es legal incluso teniendo licencia de radioaficionado.

Baofeng de origen chino, donde se puede ver que no hay referencia alguna a normativas europeas, y las frecuencias de operación indicadas no son válidas en Europa.

Baofeng de origen chino, donde se puede ver que no hay referencia alguna a normativas europeas, y las frecuencias de operación indicadas no son válidas en Europa.

En cambio, los Baofeng comprados dentro de territorio europeo cuentan con marcado CE, rangos de frecuencia correctos, y mención a las normativas europeas que debe cumplir. Estos sí se pueden utilizar en España, como veremos más adelante.

Baofeng de origen europeo, con la normativa europea y frecuencias correctas.

Baofeng de origen europeo, con la normativa europea y frecuencias correctas.

Preguntas y Respuestas

P: Me he comprado un Baofeng para escuchar. ¿Es legal?
R: Sí y no. La escucha es legal, y si no vas a transmitir con el Baofeng no incurres en ningún delito. Sin embargo, si sales a la calle y algún miembro de las fuerzas del orden te ve con el talkie, muy posiblemente te pida la documentación. Y al tener un aparato que puede transmitir sin contar con la licencia pertinente te multará, ya que no puedes demostrar que sólo estabas escuchando. Si quieres escuchar en tu casa, perfecto, pero si lo quieres llevar encima o en el coche mejor cómprate un escáner.

P: Quiero usarlo como PMR. ¿Se puede?
R: No. Aunque lo configures en frecuencias PMR y con el límite de potencia establecido para ellos (500mW), los Baofeng no están autorizados para su uso dentro de esa banda. Además, también se violarían otros requisitos de la banda de PMR, como que la antena no sea desmontable ni exceda cierta ganancia. Si quieres trabajar en esta banda tendrás que comprarte unos PMR.

P: Subo mucho a la montaña y lo quiero para emergencias. ¿Qué opinas?
R: Lo ideal sería contar con licencia, pero en este caso mi opinión es flexible. Si has subido a la montaña sin compañía y sufres un accidente en una zona de sombra GSM con riesgo para tu vida, en mi opinión, el uso de una radio sin licencia o incluso fuera de las frecuencias establecidas para radioaficionados está plenamente justificado. ¿Es legal? No, pero qué importa cuando tu vida puede estar en riesgo. Una recomendación entre radioaficionados con licencia que practican montañismo en zonas de costa es llevar memorizada la frecuencia de emergencias de la banda marítima (156.800 MHz), además de la frecuencia de la Red de Emergencias REMER (146.175 MHz). Ninguna de las dos está autorizada para radioaficionados, pero ante una emergencia con riesgo vital qué más da. Recuerda también llevar tu móvil con alguna aplicación que te proporcione tus coordenadas GPS para pasarlas por radio, y un silbato.

P: Lo quiero para establecer comunicación en caso de catástrofes. ¿Se puede?
R: Aquí hay que distinguir entre catástrofes puntuales, y destrucción del orden mundial tal y como lo conocemos. Si de repente nos vemos inmersos en un mundo post-apocalíptico como en The Walking Dead, ¿a quién le importan las licencias? Pero si lo que queremos es contactar con los nuestros o ayudar en caso de terremoto, ataque terrorista, o cualquier otra circunstancia que interrumpa las comunicaciones habituales, en ese caso de verdad que te recomiendo sacarte la licencia de radioaficionado. No es muy cara, no es difícil, y si ocurre algo estarás capacitado para ayudar. Sabrás manejar las estaciones, construir antenas, utilizar correctamente los repetidores, y sobre todo no interferir en comunicaciones de emergencia que pudieran estar haciendo otros radioaficionados. Y si quieres, podrás ser colaborador de la Red de Emergencias REMER, formada por radioaficionados voluntarios para ayudar de forma organizada ante este tipo de situaciones.

P: Me la pela la legalidad. Me lo he comprado, hablo sin indicativo, y nunca ha pasado nada.
R: Hay gente que lo hace y no pasa nada, efectivamente. Pero el examen y la licencia están ahí por algo. Es necesario conocer cierta normativa para poder operar los equipos correctamente, ya que no es sólo cuestión de que quemes o no tu talkie, sino de que generes interferencias o problemas de recepción en equipos cercanos, estropees repetidores, o afectes a sistemas críticos. No será la primera vez que haya que revisar los transmisores cercanos a un aeropuerto porque hay algún equipo desajustado que causa interferencias en la radio de la torre de control. Saber la localización de todos los transmisores de una zona es importante. Si emites sin licencia no estás catalogado, y por lo tanto si generas un problema no pueden encontrarte para arreglarlo (y no hablo de multas). Además, los radioaficionados con licencia tienen prohibido por ley hablar con usuarios no identificados, por lo que pueden ser sancionados, y sí se sabe quienes son ellos porque tienen que identificarse al principio de cada transmisión.

P: Tengo licencia, pero mi talkie es de origen chino y no lleva la pegatina europea. ¿Puedo usarlo?
R: No, así que mejor no lo saques a la calle. Todos los equipos deben llevar la pegatina CE (no la de China Export, que es muy muy parecida) y cumplir la normativa europea. Si lleva pegatina china, su uso no está autorizado.

P: Tengo licencia, mi talkie es europeo, pero lo tengo abierto de bandas. ¿Puedo usarlo aunque sólo transmita en frecuencias de radioaficionado?
R: Esto es casi el mismo caso que el punto primero. Vale, tienes licencia, tu talkie supera la regulación europea, pero si está abierto de bandas está modificado a posteriori y ya no cumple el Plan de Bandas. No obstante, lo más seguro es que si un agente de las fuerzas del orden te ve con él y le enseñas tu DNI junto con la licencia, no mire más. Pero si investiga el aparato y ve que está abierto de bandas podrías ser multado. Si lo tienes abierto para poder llevar las frecuencias de emergencia antes mencionadas, es un riesgo asumible. Pero si lo quieres para escuchar no lo saques de casa, o compra otro para ese menester y el que lleves encima que esté cerrado, o compra un escáner.

Comentarios finales

Espero que esta entrada haya ayudado a resolver algunas dudas sobre los usos y legalidad de este tipo de talkies en España. Y de paso aprovecho para animar a aquellos que tengáis curiosidad por la radio a sacar la licencia de radioaficionado. De hecho, os diré dos cosas:

  • Si no quieres hacer exámenes o gastar pasta en licencias, la banda CB-27 es de uso completamente libre desde mayo de 2014. No hace falta examinarse, ni pagar nada, ni ir a Telecomunicaciones a registrar aparatos. Simplemente te compras una emisora, la enchufas, y a funcionar. En el mercado de segunda mano encontrarás multitud de equipos a muy bajo precio.
  • Pero si quieres ir en serio échale un vistazo a los requisitos de la licencia de radioaficionado EA. El examen es fácil, el coste no es muy alto (23€ examen + 111€ licencia, para siempre), y te autoriza a transmitir en todas las frecuencias atribuidas a radioaficionados en España. En la red tienes multitud de exámenes resueltos y resúmenes del temario. Consulta más información en la página del Ministerio de Industria.